Nuestro innovador Centro de Investigación y Desarrollo se estableció en respuesta a la creciente demanda del mercado en relación con la necesidad de eliminación de datos de tales soportes como los discos SSD, lápices de memoria o los muy populares dispositivos móviles (teléfonos inteligentes, tabletas, etc.). Por tanto, el área principal de la actividad de laboratorio es el inicio y la realización de los proyectos de desarrollo e implementación de los trabajos encaminados a la creación de:
• métodos innovadores de eliminación de datos de memorias flash;
• los primeros desmagnetizadores en el mundo provistos de la tecnología PPMS que generan un campo electromagnético de incluso 55.000 gauss.
Gracias a nuestros logros, múltiples organizaciones de diversos sectores de la economía van a poder optimizar sus procedimientos implementando nuevos estándares y mejorando los procesos de gestión de la información y el archivo de datos.
Nuestra actividad en el ámbito de los trabajos de investigación y desarrollo requiere altas competencias profesionales: no solamente el conocimiento y la experiencia, sino también la posesión de instalaciones tecnológicas y de laboratorio. D.LAB constituye un espacio separado (aprox. 220m2) de nuestras instalaciones situadas en un terreno de 44 áreas, en donde se ubica también un edificio de oficinas nuevo, con una superficie superior a 800m2. El laboratorio está plenamente equipado y adaptado al desarrollo de los trabajos científicos y de investigación. La selección y los parámetros de los equipos de medición se han preparado a base de consultas específicas con expertos renombrados de las instituciones científicas que colaboran con nuestra empresa: la Universidad de Ciencias y Tecnología y el Instituto de Tecnología Electrónica.

El centro de desarrollo, en donde se forja el conocimiento y se determinan las vías de desarrollo de la marca ProDevice, cuenta con un recinto especial, totalmente conectado a tierra, construido para anular las perturbaciones exteriores: la llamada jaula de Faraday. Gracias a la perfecta amortiguación de las señales exteriores, aquí se pueden realizar, entre otros, los ensayos de compatibilidad electromagnética (EMC) de los desmagnetizadores previstos para la comercialización. El recinto sirve para la realización segura de pruebas y experimentos, permitiendo observar los fenómenos mediante cámaras de control remoto instaladas dentro de la jaula de Faraday. Este método de prueba de los prototipos garantiza la seguridad, lo cual constituye el factor de suma importancia al trabajar con altas tensiones, fuertes campos magnéticos o fenómenos físicos desconocidos.

El corazón y cerebro de todo el laboratorio es la sala de servidores. Aquí se sitúa el nudo de la red lógica gigabit junto con conmutadores, servidores, matrices y bibliotecas de cintas, todo ello con posibilidad de gestión. Todos los equipos se alimentan por una vía: directamente desde la red eléctrica complementada por unidades de mantenimiento SAI. Además, todo el sistema de alimentación se apoya en un grupo electrógeno especial, provisto de un sistema de conmutadores de transferencia automáticos. Para garantizar la seguridad, se ha implementado también un sistema de vigilancia por cámaras, control de acceso, recuperación y aire acondicionado (a base de agua helada), y todo ello está conectado a un sistema de supervisión de las condiciones ambientales, sensores de humo e inundación.

El correcto y continuo desarrollo de los trabajos del centro I+D constituye la responsabilidad de nuestra plantilla de profesionales con amplia experiencia, entre los cuales están varios científicos renombrados a nivel nacional, así como ingenieros con conocimientos y experiencia profesional adquiridos gracias a los múltiples proyectos innovadores realizados hasta la fecha.
El centro de investigación y desarrollo está preparado para garantizar la accesibilidad y el uso de la infraestructura también a las personas con discapacidades.